Jordi Sevilla: ‘Unos Presupuestos muy continuistas y sin reformas estructurales’

Los Presupuestos Generales del Estado para 2018 elaborados por el Gobierno, con apoyo de Ciudadanos, afrontan esta semana -con seis meses de retraso- su primer examen con el debate de las enmiendas a la totalidad. Persiste la incertidumbre de si serán aprobadas y tumbarán el proyecto de ley o si éste saldrá adelante y proseguirá su tramitación parlamentaria. Todo depende de si la oposición es capaz de votar conjuntamente y, sobre todo, de la postura que adopte finalmente el Partido Nacionalista Vasco. Jordi Sevilla, vicepresidente de Contexto Económico en LLORENTE & CUENCA, valora el proyecto gubernamental.

Los Presupuestos son muy continuistas. La verdad es que no incorporan ninguna novedad respecto a lo que han sido los de los últimos años y no incorporan ninguna de las soluciones a los problemas de los que nuestra economía y nuestros ciudadanos están hablando. No hay una respuesta al problema de las pensiones, no hay una mayor inversión en investigación y desarrollo, no se recuperan los recortes en gastos sociales, no hay una reforma fiscal realmente significativa… Contienen, esto sí, muchas zanahorias con un componente electoral muy elevado, dirigidas a colectivos muy concretos a los que les puede beneficiar, pero con muy poca enjundia reformista. Siguen siendo unos Presupuestos sin reformas estructurales. Ha habido mucho debate sobre el tamaño del Estado, y son unos Presupuestos que presuponen un Estado pequeño, pero para mí el problema no es que sea pequeño o más pequeño que otros estados de la eurozona, el problema es que es ineficaz. El problema es que recaudamos impuestos de una manera muy poco progresiva, no paga más el que más tiene, no cumplimos el criterio constitucional de la progresividad en la aportación a los gastos del Estado. Y, por otro lado, gastamos de una manera ineficiente en la medida en que dejamos fuera a los que más lo necesitan. Las capas más pobres de esta sociedad no se ven afectadas apenas por estos Presupuestos de forma que se incrementen sus oportunidades. En este sentido, la verdad es que poco va a cambiar; excepto para los colectivos concretos a los que se les dan zanahorias, poco va a cambiar en lo sustancial si al final se aprueban o no se aprueban estos Presupuestos, excepto en la lectura política. Si no se consiguen aprobar, sería una demostración de que, en este momento, el presidente del Gobierno no tiene apoyo parlamentario suficiente, no tiene la confianza de la Cámara para seguir gobernando y, en este caso, lo razonable sería que convocara elecciones.

Autoría

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.