El suicidio

Sólo hay dos cosas, a mi juicio, que pueden evitar que el Parlament vote favorablemente una Declaración Unilateral de Independencia, ya sea mañana o en algún momento antes de que, a través del artículo 155 de la Constitución, se disuelva el Parlament en las próximas semanas.

La primera es que el PSOE persuada al PP de que si Puigdemont convoca elecciones autonómicas, sin ningún otro adjetivo, y sin hacer la DUI, entonces la tramitación del artículo 155 en el Senado quede paralizada. Una opción parecida a esta es que se tramite y apruebe el artículo 155 en el Senado, pero su aplicación quede en suspenso siempre y cuando el Govern mantenga la convocatoria de elecciones y no haya DUI. Esta segunda opción es peor que la primera porque es una espada de Damocles para la eventual estrategia de Puigdemont de alejarse de parte más radical del Govern: esa espada de Damocles les da más argumentos a esa parte más radical, y lo razonable ahora es quitárselos. Además, si Puigdemont dudara acerca de convocar las elecciones y no hacer la DUI –– algo que es posible, dado que Puigdemont duda más que la caricatura de Pirrón –– se podría reiniciar el trámite del 155 en el Senado.

La segunda cosa que podría evitar que se vote a favor de una DUI en el Parlament es que al menos cinco diputados del bloque independentista voten en contra o se abstengan en el momento en que se someta a votación. Descartados los de la CUP, quedan los de ERC, los de la antigua Convergència y los independientes. Es poco probable que alguno de ERC no vote la DUI. Tampoco los independientes, según se escucha, parecen candidatos a no hacer prosperar la DUI. Así, sólo quedan los antiguos convergentes. Es posible que de ahí saliera algún voto de abstención o desfavorable a la DUI, pero parece más probable que, si algún diputado tiene esa inclinación, opte por renunciar a su acta de diputado y entre en su lugar un diputado que sí esté dispuesto a votar la DUI. Si esto fuera formal y temporalmente imposible, entonces me parece más plausible que los gritos de “traidor” que se escucharán en Plaça Sant Jaume y en la Ciutadella hagan que termine votando a favor de la DUI.

La primera vía es un poquito más probable que la segunda, pero las dos parecen mundos muy lejanos. Lo cual nos dejaría ante un escenario desastroso en el que todos perderíamos. Los independentistas perderían porque no habría independencia, ya que tal y como dijo Mas-Colell hace un par de días, la DUI es meramente simbólica, no tendría aplicación práctica alguna. El PSOE y los partidarios de algo parecido a una tercera vía también perderíamos porque no habría autogobierno catalán (por lo menos por un tiempo), puesto que el PP tiene fuerza suficiente en el Senado para aprobar y aplicar el 155. Y el PP también perdería, desde luego, porque la inestabilidad que se producirá si se aplica el 155 será de tal magnitud que afectará a la economía española en su conjunto y hará que el actual conflicto institucional se perpetúe por décadas.

Si no ocurre alguna de las dos cosas que he mencionado al principio, el resultado será un suicidio político de manual. Para todos.

Autoría

2 Comentarios

  1. Josep Mª Esteve
    Josep Mª Esteve 10-26-2017

    También podría ser que alguno de otro grupo votara a favor de la independencia.

  2. CarlesMS
    CarlesMS 10-27-2017

    ¿Intenta colar que es el President Puigdemont el culpable de la aplicación del 155?
    PP, PSOE, C’S y la casa real lo aplicarán por su cuenta, pasando de la oferta de elecciones autonómicas, que se hizo ayer, que hubiera respondido a esa petición “tercera via” que pregona. ¿Porqué no apunta claramente a los culpables de los más que probables perjuicios que se vislumbran?

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.