El conocimiento es un bien público

El 28 de noviembre tuvo lugar en Madrid un debate público sobre ciencia e innovación organizado por Agenda Pública. Como moderador destaqué la importancia de analizar y debatir sobre política científica precisamente en el momento actual: cuando los principales agentes del sistema español de ciencia, tecnología e innovación no pueden desarrollar su actividad con normalidad debido a la alta temporalidad de investigadores y gestores y a una incapacidad de justificar presupuestos. Y cuando se ha confirmado que el gasto en I+D de 2016 representó el 1,19% del PIB, inferior al dato del año anterior que ya era alarmante, volviendo a valores de 2006 y alejándose de la media UE-28 del 2% o del objetivo fijado del 3% en 2020.

Para abordar estas cuestiones fueron invitados dos personas especialmente significativas de los sectores de la ciencia y la innovación.

Por un lado Pilar López Sancho, doctora en física, profesora de investigación actualmente trabajando en modelización de materiales de baja dimensionalidad, es una persona con una amplia trayectoria profesional ligada al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Además, ha compaginado su faceta científica con una implicación activa en la esfera pública. Cofundadora de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT), hoy preside la Comisión de Mujeres y Ciencia del CSIC. Por otro lado Jorge Barrero, bioquímico con una trayectoria profesional vinculada a la divulgación, a la dinamización empresarial desde la innovación, a la transferencia tecnológica y con amplia experiencia en el sector biotecnológico. Barrero ha asumido cargos directivos entre los que destacan la dirección del gabinete del Ministerio de Ciencia e Innovación (2008-2011) o la secretaría general y adjunto a la presidencia en ASEBIO. Actualmente es el director general de la Fundación COTEC para la innovación. Por tanto, dos perfiles complementarios provenientes de la ciencia básica y la innovación.

El debate, que se vertebró en diferentes partes, empezó con una pregunta aparentemente naïf: ¿por qué es importante destinar recursos públicos a la ciencia y a la innovación? López Sancho y Barrero coincidieron en definir el conocimiento como un bien público y compartieron, como exigencia ciudadana, tener un sector público que promueva la I+D. A continuación se analizó la situación concreta de España, criticando la falta de visión política del actual gobierno, el no despliegue de la Ley de la Ciencia y los continuos recortes en la financiación pública del sector. Barrero recordó que mientras el conjunto de la UE invierte un 27% más en I+D que antes de la crisis económica, España invierte un 9% menos.

Se abordó también la situación de la mujer en el sector científico. López Sancho aportó datos comparados, subrayó la importancia de empezar los estudios de ciencias en la primera etapa educativa, incidió en deconstruir la concepción de éxito que vincula únicamente al hombre y destacó el inherente sesgo machista de un sector a veces incapaz de reconocerlo por su pretendida objetividad.

Finalmente, se analizó la internacionalización de la ciencia y la innovación y se ponderaron los pros y contras de la especialización dentro de la UE y el rol que debería jugar España en la escena internacional. López Sancho y Barrero ofrecieron distintas miradas coincidiendo en la importancia clave de la I+D para el progreso y bienestar de una sociedad.

Los asistentes y ponentes expresaron la importancia de repetir más encuentros sobre una temática de gran relevancia social aunque, desafortunadamente, de poca relevancia política para este gobierno.

Autoría

Patrocinado por:

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.