¿Cómo preparan los partidos europeos las elecciones de 2019?

Faltan siete meses para las próximos comicios al Parlamento Europeo, y muchos analistas y políticos llevan meses diciendo que éstas no serán unas elecciones europeas más, sino que debido al contexto tanto interno como externo de la Unión, éstas pueden ser las elecciones más importantes desde que existe sufragio a nivel europeo.

Estamos ante una Europa que vive acechada como nunca por una poli-crisis de dimensiones enormes: un Brexit todavía sin acuerdo claro; las brechas norte-sur y este-oeste se han agrandado por las crisis económica y de refugiados; y la falta de solidaridad entre los estados miembros, sumada a la desafección ciudadana, han disparado a las fuerzas de extrema derecha, populistas, xenófobas y eurófobas en muchos países europeos. Todo ello, en un contexto internacional muy hostil para el proyecto kantiano que quería encarnar la UE, de hombres fuertes y repliegues nacionales, poniendo en jaque el diálogo, la paz y el multilateralismo.

En este contexto, ¿cómo preparan los partidos europeos esta contienda electoral?

(Infografía de Euroactiv vía Euroefe)

Hace unos meses, analicé en este mismo espacio los riesgos y cambios que podía haber en el sistema de elección a la Presidencia de la Comisión Europea 2019 (también conocido como Spitzenkandidat) por parte de los diferentes partidos europeos. A medio año de las Europeas 2019, y a pesar de las trabas y reticencias que este proceso genera en buena parte de los mandatarios europeos (que ven perder control a favor del Parlamento y la ciudadanía europea), parece que al fin el sistema de Spitzenkandidaten ha llegado para quedarse. A estas alturas, ya conocemos los procedimientos elegidos y el calendario de algunos partidos europeos para este proceso, así como también varios nombres que van a optar a suceder a Jean-Claude Juncker al frente de la próxima Comisión. Entre ellos, impera el género masculino y el origen centro y norte-europeo.

[Recibe diariamente los análisis de más actualidad en tu correo electrónico o en tu teléfono a través de nuestro canal de Telegram]

Veamos por partidos (por orden de tamaño en la Eurocámara):

  • El Partido Popular Europeo (PPE) celebra los días 7 y 8 de noviembre su 25º Congreso en Helsinki (Finlandia), donde van a elegir a su candidato común a través de votación secreta de sus poco más de 700 delegados. Para presentar candidatura se necesitaba el aval de tu partido más otros dos, y los dos nombres que hay encima de la mesa son Manfred WeberAlexander Stubb.

Por un lado, @ManfredWeber, actual presidente y portavoz del grupo PPE en el Parlamento Europeo, proviene de la CSU de Baviera y ha hecho toda su carrera política en Bruselas, desde que llegó como eurodiputado en 2004. Es el favorito por tener el apoyo de los partidos más grandes y de todos los jefes de Gobierno cristiano-demócratas. Se le ha criticado por su tibieza ante la permanencia del partido de Viktor Orbán en el seno del PPE y su falta de críticas a la deriva autoritaria del Ejecutivo húngaro, a cambio de obtener su apoyo para liderar la próxima Comisión.

Por otro lado, @alexstubb es actualmente ministro de Economía y Finanzas y ex primer ministro finlandés, habiendo sido también ministro de Asuntos Exteriores, eurodiputado y profesor del College of Europe. De perfil mucho más liberal que Weber, habla varios idiomas y es amante de los deportes de alta intensidad. Ha criticado abiertamente a Orbán, así como la falta de competición en la carrera dentro del PPE para ser Spitzenkandidat.

  • El Partido de los Socialistas Europeos (PES) ratificará en un proceso de primarias internas a su candidato común en el Congreso de Lisboa los próximos 7 y 8 de diciembre, mediante el voto de 500 delegados. Para presentar candidaturas se necesitaba el apoyo de tu partido miembro más el 25% de las formaciones de pleno derecho (es decir, nueve firmas). Las dos personas que presentaron su candidatura en el plazo establecido son dos vicepresidentes de la Comisión Europea: el holandés Frans Timmermans y el eslovaco Maroš Šefčovič.

@TimmermansEU es un diplomático políglota, ex ministro de Asuntos Exteriores de los Países Bajos y actual vicepresidente primero de la Comisión Europea, encargado de Mejora de la Legislación, Relaciones Interinstitucionales, Estado de Derecho y Carta de los Derechos Fundamentales. Es conocido por su buena dialéctica y contundentes reacciones ante la deriva autoritaria en Polonia y Hungría, así como por su fuerte defensa del Estado de Derecho ante cualquier ataque al orden constitucional de países miembros (como el caso de Cataluña hace un año). En su discurso de presentación de candidatura, quiso recordar los grandes logros de la UE como espacio donde no existen fronteras después de siglos de guerras, pero a la vez alertó contra el riesgo de darlo por garantizado ante el ascenso de fuerzas xenófobas en varios países.

@MarosSefcovic es un economista y diplomático eslovaco, ex vicepresidente de Relaciones Inter-institucionales y Administración y actual vicepresidente para la Unión de la Energía. De perfil serio y trabajador, se presenta como el candidato que quiere acabar con las divisiones entre el este y el oeste, poniendo de nuevo en marcha el motor de la integración y sacando pecho de su labor en la Comisión Europea.

Timmermans era el claro favorito desde el inicio del proceso por los avales presentados (de los partidos más grandes como el PSOE o el SPD), mientras Šefčovič tenía, sobre todo, el apoyo de los partidos del centro y este de Europa. Finalmente, después de dos debates internos, el eslovaco ha decidido retirar su candidatura y apoyar a Timmermans como candidato de consenso de la familia socialdemócrata.  Otro momento importante para los socialistas europeos será a finales de febrero del año que viene, cuando se celebre el Congreso Electoral del PES, que aprobará el Manifesto común y dará en Madrid, acogido por el PSOE, el pistoletazo de inicio de la campaña europea.

  • En el campo de los liberales de ALDE, por el contrario, no se han puesto todavía de acuerdo sobre si quieren o no tener un candidato común para las próximas europeas. Por un lado, el presidente del Grupo en el PE, el belga Guy Verhofstad, quiere volver a presentarse, como ya hizo en 2014. Por el otro, a Emmanuel Macron no le gusta el sistema de Spitzenkandidat, ya que ve en él una amenaza para poder elegir a su candidata favorita para presidir la Comisión, la actual comisaria europea de Competencia danesa, Margrethe Vestager. Además, tampoco ha dejado claro hasta la fecha si querrá unirse formalmente a ALDE o si quiere crear un nuevo grupo en el próximo Europarlamento, copiando la dinámica francesa de dinamitar el sistema de partidos tradicionales.

Ciudadanos, por el momento, se mantiene entre estas dos corrientes liberales, y serán los anfitriones del próximo Congreso de ALDE en Madrid, los días 8-10 de noviembre, donde aprobarán el Manifesto común. Sin embargo, en este evento no elegirán su candidato común, sino que dejan esta decisión para finales febrero en un Congreso electoral, cuando elegirán una lista de candidatos a Spitzenkandidat. En ella podrían estar Vestager y Verhofstad, el ex primer ministro estonio Taavi Rõivas o la actual comisaria de Comercio, la sueca Cecilia Malmström. A tener en cuenta: el primer ministro libera Mark Rutte (neerlandés), podría optar a suceder a Donald Tusk al frente del Consejo Europeo.

  • Los Verdes europeos (Greens/EFA) repiten la fórmula del 2014, presentando a una pareja de candidatos como Spitzenkandidaten, que serán elegirán a través del voto de los delegados en el Consejo de Berlin los próximos 23-25 de noviembre. Su procedimiento requería el apoyo de su partido más otros cinco partidos miembros, y que uno de los dos fuera candidato al Parlamento Europeo. En la carrera para lograr la nominación, hay tres nombres que han conseguido los avales: el holandés Bas Eickhout (@BasEickhout), la belga Petra de Sutter (@pdsutter), y la alemana Ska Keller (@SkaKeller).
  • La Izquierda europea (GUE/NGL) tiene todavía menos claro que los liberales si va a nominar finalmente a un candidato común para las próximas europeas, tal como sí hizo en 2014 con Alexis Tsipras. Los nombres que suenan son los alemanes Gregor Gysi y Gabi Zimmer, de Die Linke, o Jean Luc Melénchonde La France Insoumise.
  • Por último, y como novedad destacada, y altamente preocupante, los partidos europeos de extrema derecha populista y anti-europea están sumando fuerzas para lanzar un frente de la libertad liderado por Marine Le Pen y Matteo Salvini y ayudados por el ex estratega de Trump, Steve Bannon. En un contexto en el que pueden ser primera fuerza en varios países miembros (Francia e Italia) y sacar un resultado importante en Alemania, Suecia o Austria, el líder de La Lega italiana ha dicho que se plantea presentarse como candidato común de esta nueva familia política, unida por el populismo, el racismo, la xenofobia, y el anti-europeísmo más feroz.

Desde luego, esto tiene que servir para que el resto de partidos europeos (en plena coordinación con sus partidos miembros nacionales) se dejen la piel en estas europeas para evitar que este frente populista y xenófobo, que quiere acabar no sólo con el proyecto europeo sino con la democracia liberal, pueda cumplir sus deseos.

 

Gráfico interactivo de politico.eu

Autoría

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.