Cambio y continuidad del 20-D al 26-J

Da comienzo una nueva campaña electoral para elegir a los representantes a Cortes Generales y esta campaña tiene lugar tan solo seis meses después de las últimas elecciones. Esta atípica situación en la que se encuentra España se debe a que la mayoría de partidos han sido incapaces de ponerse de acuerdo para lograr la investidura de un candidato como presidente de Gobierno y han acabado provocándola disolución automática de las cámaras y la convocatoria de nuevos comicios. Unos comicios que presentan algunos cambios respecto de los anteriores pero también muchas líneas de continuidad.

Cambio en la composición de las listas y los métodos de selección. Aunque la mayoría de partidos ha optado por la continuidad hay algunos cambios significativos en la composición y en los procesos de elaboración de las listas de los grandes partidos. El que más cambios ha introducido, y lo ha hecho sin primarias, ha sidoCiudadanos con más de 15 nuevos cabeza de lista respecto al 20-D, seguido de Podemos cuyas listas han sufrido importantes modificaciones tanto en el proceso de elaboración como en el contenido como consecuencia del acuerdo preelectoral conIzquierda Unida. El  PP, por su parte, con el mecanismo de selección habitual presenta a cuatro nuevos cabezas de lista, entre ellos una nueva candidata en Las Palmas como consecuencia de la sustitución del dimitido ministro Soria.

Los socialistas son el partido con las listas más continuistas. Solo han renovado a tres cabezas de lista, siendo el caso más sonado el deBarcelona donde  Meritxell Batet, quien el 20-D fue de número 2 por Madrid ha sustituido a Carmen Chacón, y casi lo ha hecho por medio de unas primarias.

Cambios en la oferta política

La alianza entre Podemos e Izquierda Unida (Unidos Podemos) que se superpone a las alianzas previas de Podemos con diversas formaciones de ámbito no estatal como Barcelona en Comú, Compromís y En Marea, a la que ahora hay que añadir a Més. Es duda una de las principales novedades de estas elecciones. Con ella los partidos a la izquierda del PSOE aspiran a lograr el sorpasso. Gracias a la concentración de la oferta pueden aspirar sobre todo en las circunscripciones pequeñas simultáneamente a no verse penalizados por el voto estratégico y a que la mayor parte de sus votos se conviertan en escaños en vez de perderse como históricamente le ha venido sucediendo a IU.

CDC se presenta en solitario. Tras un nuevo  y fracasado intento de lista unitaria del independentismo y descartada la repetición de la fórmula de Democracia i Llibertat del 20-D por medio de la cual concurrió en coalición con Reagrupament y con la escisión soberanista de UDC, Demòcrates de Catalunya, CDC concurre en solitario a unas elecciones  por primera vez en su historia y lo hace compitiendo con su socio de gobierno en la Generalitat.

UDC no se presenta. Reducida a la condición de fuerza extraparlamentaria tras el 27-S y el 20-D y habiendo de hacer frente a  una penosa situación económica que la han llevado a acogerse a un preconcurso de acreedores, Unió ha renunciado a presentarse a las nuevas elecciones generales. Con esta renuncia el catalanismo, con permiso del PSC y de algunos sectores integrados en En Comú Podem,  ha quedado huérfano y por primera vez no cuenta con una oferta partidista propia, y tanto es así que Ciudadanos en Catalunya ha empezado a reclamar para sí esta etiqueta.

Cambios en los partidos

La mayoría de partidos también afronta las elecciones de forma diferente a como lo hizo el 20-D como consecuencias del fallido proceso de investidura. El PSOE y Ciudadanos acuden a las elecciones como las fuerzas con voluntad y capacidad para lograr acuerdos, aunque sus esfuerzos hayan sido insuficiente, mientras que PP y Podemos aparecen como las formaciones menos dispuestas a hacer concesiones, ambas por razones ideológicas y/o de liderazgo. Lo que está por ver es cómo valoraran los distintos electorados la posición de los partidos en el proceso de negociador, aunque sin duda esa posición afectará a las estrategias electorales de los partidos y a cómo compiten los unos con los otros.

Continuidad de los candidatos

Todos los  partidos han mantenido cara a las nuevas elecciones los mismos candidatos a la presidencia del Gobierno. Así, y si nos fijamos solo en los grandes partidos de ámbito estatal Mariano Rajoy repite como candidato del PP, Pedro Sánchez como candidato socialista,  Albert Rivera como candidato de Ciudadanos y Pablo Iglesias como candidato de Podemos, aunque esta vez no solo de Podemos y sus confluencias sino también de IU.

Lo que ha variado es cómo estos afrontan los comicios. Con el proceso negociador Pedro Sánchez ha ganado tiempo y ha reforzado su liderazgo en el seno del PSOE  aunque sigue sin tener garantizada la continuidad tras el congreso del partido. Rajoy, por su parte, sigue siendo incuestionable en el partido aunque su figura se sigue desgastando a consecuencia de los escándalos de corrupción. Albert Rivera, por su parte, durante las negociaciones ha logrado recuperar la centralidad que perdió en la última campaña mientras que Pablo Iglesias gracias a la alianza con IU se ha consolidado como el líder indiscutible a la izquierda del PSOE.

Continuidad de la incertidumbre

Todas las encuestas apuntan a que los resultados de las elecciones del 26 de junio van a ser muy similares a los del 20-D. El PP,  ahora como entonces, sigue encabezando los sondeos,  mientras que el PSOE y Podemos, esta vez aliado con IU, se disputan el segundo puesto, mientras que  Ciudadanos sigue quedando en cuarta posición.

Al igual que el 20-D se prevé un escenario muy fragmentado y muy alejado de la mayoría absoluta y al igual que entonces se hace muy  difícil de prever el tipo de fórmula de gobierno que se puede acabar dando. Para que ello se produzca harán falta acuerdos y por tantogenerosidad y renuncias.  De otro modo en seis meses podemos encontrarnos con la misma incertidumbre y de nuevo en campaña.

Autoría

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.