¿Brexit y Scotin?

Tanto para un escenario de abandono como de permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, Escocia retoma su protagonismo político

A pocos días de la celebración en el Reino Unido del referéndum sobre la Unión Europea, el resultado del mismo aparece incierto. Los sondeos no indican una clara ventaja ni de los partidarios por irse ni de los favorables por quedarse en la UE. A la hora de redactar estas líneas, las últimas proyecciones indicarían un voto marginalmente favorable al ‘exit’ en Inglaterra, aunque el mayor apoyo a permanecer en el club europeo en las otras naciones componentes del Reino Unido (Escocia, Irlanda del Norte y País de Gales), haría que la balanza se inclinase muy levemente a la continuidad británica en las instituciones comunitarias. Todo incierto y hasta cabalístico.

La Tabla 1 muestra el mayor peso poblacional de Inglaterra en el conjunto británico (84% del total). Según los sondeos, prevalece allí una pequeña predisposición a abandonar la UE. En Escocia, los encuestados eurófilos alcanzan casi los dos tercios de los residentes en la antigua Caledonia. Pero debe tenerse en cuenta que su peso demográfico en el Reino Unido apenas sobrepasa el 8% del total británico. No es de extrañar que, tradicionalmente, tal disparidad poblacional haya alimentado la sinonimia entre los gentilicios de Inglaterra y Reino Unido. A menudo ingleses y británicos han sido considerados por el común de las gentes como la misma cosa. Valga como anécdota ilustrativa al respecto, la propia traducción oficial dada por el intérprete jurado profesional que certificó en España el título de mi propia tesis doctoral leída en 1986 en la Universidad de Edimburgo: ‘Descentralización en Inglaterra y España: los casos de Escocia y Cataluña’. En realidad el título original de la disertación era distinto, ‘Decentralisation in Britain and Spain: the cases of Scotland and Catalonia’. Recuérdese que el vocablo ‘Britain’ se utiliza en las islas británicas como un apelativo en referencia al conjunto del Reino Unido. Sin embargo, y quizá fruto de la inercia terminológica de aquellos tiempos, la traducción hizo sinónimos a ambos territorios de Inglaterra y Reino Unido.

Captura de pantalla 2016-06-15 a las 19.21.42

Nota: Porcentajes calculados según los resultados de una encuesta por internet.

Fuente: Charlie Jeffery, 2 junio 2016

En otros países, incluso de nuestro entorno europeo, el uso de la denominación de Inglaterra en los canales mediáticos es habitual al referirse al Reino Unido. Compruébese cómo en los noticiarios, por ejemplo, de la RAI italiana es todavía frecuente escuchar ‘Inghilterra’ en referencia a ‘Regno Unito’. Ciertamente, el peso demográfico de Inglaterra induce a una mixtificación que no pocos ingleses han rehuido en precisar allende las fronteras británicas. Hasta hace pocos años, un símbolo como la ‘Union Jack’, la bandera británica que superpone los emblemas inglés (cruz de San Jorge) y escocés (cruz de San Andrés), ha sido exhibido como exclusivamente inglés. El panorama ha cambiado en los últimos tiempos. Para ello ha sido crucial la visibilización de los diferentes himnos y banderas en las retrasmisiones televisivas de eventos deportivos populares (fútbol o rugby, pongamos por caso).

No deja de ser paradójico que una pequeñísima aportación de votos escoceses a favor del ‘in’ resultase en una mínima ventaja que enmendase el escepticismo mayoritario inglés a favor del ‘out’. Pero hay otro efecto de los resultados del referéndum del próximo día 23 de junio que hace retomar a Escocia su protagonismo político. Como han indicado oportunamente los ex primeros ministros británicos, John Major y Tony Blair, un resultado ‘out’ haría inevitable una rebelión política en Escocia y, muy probablemente, se renovaría la aspiración por una ‘independencia en Europa’, como han venido reclamando no sólo los nacionalistas del SNP (Scottish National Party), sino incluso los laboristas escoceses que ahora parecen abrazar la causa de la autodeterminación. La posibilidad de un nuevo referéndum por la independencia no parecería descabellada. Una vez más se patentizaría la importancia de la política identitaria en la conformación de las decisiones políticas ciudadanas.

La Tabla 2 reproduce datos sobre la ‘cuestión Moreno’, así conocida en el mundo académico anglosajón tras su formulación en mi tesis doctoral antes mencionada. Es evidente que a mayor autoidentificación de los escoceses como ‘sólo’ escoceses’ o ‘más escoceses que británicos’ se ha correspondido una predisposición mayor para votar a favor de la permanencia en la Unión Europea. Por contraste, más del 60% de los ciudadanos en Inglaterra que se identifican a sí mismos como ‘sólo ingleses’ sería favorables a abandonar la UE, posiblemente en la creencia de una Inglaterra autosuficiente que no necesita a una Unión Europea cada vez más estrecha y supranacional.

Captura de pantalla 2016-06-15 a las 19.23.34

Notas: Escala ‘cuestión Moreno’: Se considera Vd. ‘sólo británico’, ‘más británico que X (inglés/galés/escocés)’; ‘igual de británico que X (inglés/galés/escocés)’; ‘más X que británico (inglés/galés/escocés)’; ‘sólo X ((inglés/galés/escocés)’.

Porcentajes ‘No sabe/no contesta’ (totales): Inglaterra (23%); Gales (26%; Escocia (20%).

Fuente: Future of England Survey 2014

Cualquiera de los escenarios resultantes de la consulta del día 23 afectará a la estabilidad política del Reino Unido. Además de las implicaciones antes señaladas para Escocia e Inglaterra, y en una menor medida, también podría generarse alguna frustración en las aspiraciones europeístas del País de Gales. La situación podría volverse muy delicada en la religiosamente dividida Irlanda del Norte. Allí más de un 80% de la comunidad católica manifiesta su deseo de seguir en la Unión Europea y evitar el restablecimiento de una frontera exterior con la República de Irlanda de potenciales peligros para el retorno del sectarismo destructivo.

Estas reflexiones sobre las derivaciones internas de las políticas identitaria y territorial en el Reino Unido no empecen la sensación de que es Inglaterra la que confronta su particular canto de cisne como comunidad política. Hasta hace unos decenios era la punta de lanza de un formidable imperio mundial. No pocos ingleses siguen creyendo que forman parte de un ‘superpoder’ el cual, como Winston Churchill proclamó en su famosa conferencia de Zúrich en 1946, es el líder natural de una grupo de países y ex colonias británicas (Commonwealth) que todavía gobierna el mundo (‘Britannia rules’) y que no debe ‘mezclarse’ con el resto Europa. Si se tiene en cuenta la constante afluencia a la City londinense de los capitales peregrinos y especuladores de sus antiguos territorios imperiales, tal percepción popular de ‘superpoder’ quizá no es absurda. Corresponde a los flemáticos y pragmáticos ingleses ponderar tal ilusión.

Autoría

7 Comentarios

  1. Lluis Bonet
    Lluis Bonet 06-16-2016

    Excelente artículo! Introduces dimensiones que, curiosamente, la prensa europea (y española) no analizan.

    • Luis Moreno
      Luis Moreno 06-16-2016

      Gracias, Lluís…

  2. francesco maria chiodi
    francesco maria chiodi 06-16-2016

    Excelente análisis! También aquí (Italia) hay cierto desinterés por las posibles consecuencias del referendum que destacas en tu artículo. Y muy bien también la “tirata d’orecchi” a la RAI…

  3. Carme Valls Llobet
    Carme Valls Llobet 06-17-2016

    Muchas gracias Luis por clarificar con datos claros la situación. De acuerdo en que no he visto un análisis semejante en la prensa convencional. Desgraciadamente el asesinato de la diputada Jo Cox ha puesto de manifiesto hasta que punto las campañas que estimulan el odio en lugar de razones puede estimular violencia en posibles seres enfermos o obsesivos, ¿Podemos generar una neurosis obsesiva social?

    • Luis Moreno Fernández
      Luis Moreno Fernández 06-18-2016

      Gracias, Carme… Confiemos en una respuesta popular democrática y civilizada…

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.